TU TIENDA -- DE TIENDAS

6 heladerías de Madrid que visitarás una y otra (y otra) vez

Escrito por

Cristina Sánchez de Pedro

13/07/2017
Si ya no había excusas para comerlo en cualquier momento del año, ahora tampoco existen para probar helados diferentes y artesanos. El movimiento de nuevas aperturas de heladerías en Madrid no está para nada congelado, si no al contrario: Malvy’s Shakes, Gamela, La Pecera o Creamies se unen a las heladerías tradicionales con nuevos conceptos como los crazy shakes, los taiyakis o los dónuts rellenos (de helado, ¿qué si no? ¿por qué nadie había descubierto esto antes?). 

© Joseph Gonzalez

GAMELA


La especialidad de la heladería Gamela (Calle Pérez Galdós, 5) son los Popitos. Polos de helado artesanos que permiten altas dosis de personalización. Su propietario, Bruno López, viene de una familia de pasteleros que ya ha probado el éxito de los Popitos en Galicia gracias al buen ojo de su madre.
Con la apariencia de un polo de toda la vida (con su palo), pero elaborado con leche, frutas frescas o sorbete. Ellos mismos los moldean en forma de tableta… O de corazón y cara sonriente. ¿El siguiente paso? Se bañan en una cobertura de chocolate de diferentes sabores (chocolate con cookies, caramelo, limón, fresa o gianduja, una pasta italiana de avellanas). 

#UnDíaSinHeladoEsUnDíaPerdido

Mala idea si en estos momentos estás a plan de cara al momento biquini. Sin embargo, según los expertos, en toda dieta siempre debe haber sitio para un cheating day y estos helados han nacido para hacernos un poquito más felices a través del dulce.

Una publicación compartida de La Pecera (@wearelapecera) el

Taiyaki de chocolate negro con helado de té matcha y nube flambeada.

LA PECERA


Los peces dulces y helados que no paramos de ver en las redes están en Malasaña, en La Pecera (Calle Velarde, 2). Un cono de helado con textura de gofre y forma de pez que ha logrado poner a muchos madrileños de acuerdo a la hora de hacer cola en la puerta de su pequeño local, independientemente de la ola de calor o de la ciclogénesis explosiva. Los sabores todavía no son muy variados, pero sí cuentan con suficientes toppings como para pedir ayuda (al menos la primera vez): nubes de azúcar, palitos salados, palmeritas molidas con canela, cereales con chocolate, brownie, palomitas caramelizadas, o cookies. 
Si aún no te atreves a probar el famoso taiyaki (pez helado), también tienen mini tartas, con la misma forma de pez, pero rellenas de nutella, mantequilla de cacahuete o tarta de manzana. 

Helado "Cotton Candy" de Malvy

MALVY'S SHAKES




Batidos y helados americanos a la española. Black scones y cotton candy de origen londinense. Taiyaki japonés, el pez gofre con helado más famoso de Instagram. La oferta de Malvy's shakes, heladería recién abierta en la calle San Onofre, 6 está llena de postres y meriendas originales.
Todo es artesanal: desde la crema de sus helados hasta los productos de bollería que utilizan como topping. También cuentan con productos veganos para sus elaboraciones. 
¿Lo más popular de su carta? Los crazy shakes. Los batidos más vistosos del mundo están disponibles en varios sabores: desde el clásico de chocolate a café, avellana, plátano, fresa, galleta oreo o cookie.

No lo cuentan (como no nosotros), LO HACEN.

LA HUERTA DE ALMERÍA


Un nuevo concepto, el vasilado, y una técnica de alta cocina: el nitrógeno líquido. Así se las gastan en La Huerta de Almería (Calle Corredera Baja de San Pablo, 47), donde han decidido incorporar a su oferta eco y muy saludable esta variedad del dulce del verano que nos faltaba por descubrir.

Eliges la base (leche de vaca, soja, avena, yogur griego o zumo) y el sabor (chocolate negro, blanco, cacahuete, té marcha o cualquiera de las frutas de temporada de su tienda) y ellos hacen la magia en solo 6 minutos, sin ningún tipo de conservante, aditivo, colorante o gelificante.

Mientras tu helado se materializa en esa máquina del tiempo de nitrógeno, puedes echar un vistazo a las frutas y verduras que venden allí mismo procedentes directamente de la huerta (sin intermediarios) o decidirte por alguno de sus zumos naturales listos para llevar.

A estas alturas tu helado ya estará listo. Solo tienes que decidir el topping (galletas, siropes, frutos secos o frutos rojos) y pensar cuántos kilos de esas naranjas y esos tomates con tan buena pinta que has visto te van a llevar sus repartidores a casa.

CREAMIES


Una gran bola de helado cremoso entre dos cookies o dónut. La revolución de los sándwiches de helado ha llegado a Madrid. Porque resulta que lo que conocíamos hasta ahora como un ‘sándwich de helado’ (barra que cortábamos al gusto y poníamos entre dos galletas finas), es más un aperitivo. El concepto de Creamies (Calle Corredera Alta de San Pablo, 30), al lado de Tribunal, es diferente y bastante más genial. Tienes que elegir los 3 elementos: el ‘sándwich’ o base de tu helado (cookies, dónuts, oreo), el sabor del helado y los toppings. Aviso: las raciones son contundentes y la experiencia muy recomendable.

Una publicación compartida de CREAMIES (@creamiesmadrid) el

Dónut relleno de helado con doble topping.

Local de Lolo Polos Artesanos en Malasaña.

LOLO POLOS ARTESANOS


También en Malasaña, un coqueto local decorado en tonos pastel es el lugar donde encontrar los polos más saludables de Madrid: con mucha fruta y sin aditivos. Los sabores de Lolo Polos Artesanos (Calle Espíritu Santo, 16) van cambiando, igual que lo hacen las estaciones del año, ya que eligen siempre frutas de temporada. Y para afinar aún más en su carta y hacer felices a muchos más clientes, tienen polos sin azúcar y sin gluten que consiguen hacer el verano en Madrid un poquito más fácil a aquellos que no podían contar con el helado en su dieta.

Carlos y Carmelo y la filosofía de Mistura Handmade Ice creams.

MISTURA


Inspirados por la ciudad india de Hyderabad y su forma de mezclar los sabores y las texturas de los helados, Carlos y Carmelo, las mentes creadoras de Mistura (Calle Augusto Figueroa, 5), han introducido un nuevo concepto en Madrid en el que el cliente crea un helado totalmente personalizado. Como ellos mismos dicen: “El helado te lo montas tú”. Primero eliges los sabores. Luego ellos los mezclan con espátulas sobre una plancha de pierda a -20º. Así consiguen los helados más cremosos que el resto. Trabajan siempre con materias primas de proveedores locales que respetan el medio ambiente y ya cuentan con otros tres locales en Madrid: Calle Goya, 50; Calle Gran Vía, 15 y Calle Ciudad Rodrigo, 6 (Plaza Mayor).
¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos populares

Comentarios

Debes estar registrado para comentar