TU TIENDA -- DE TIENDAS

El eterno 'hoodie' en cuatro looks urbanos

Escrito por

Gosia Pajkowska

27/10/2017

Las tendencias van y vienen. La moda es por definición efímera y nos ‘regala’ piezas que entran y salen de nuestro armario a la velocidad del rayo, pero también nos brinda - de vez en cuando- tendencias que superan lo fugaz. Hablamos de prendas que se convierten en must de temporadas o auténticos clásicos que permanecen en nuestros imaginarios fashionistas.


Esto es exactamente lo que ha pasado con el athleisure, la tendencia de unir piezas fashion con prendas deportivas que hace ya algunos años se subió a las pasarelas para, acto seguido, apoderarse de las calles. Estamos en la era de la nueva interpretación de la estética deportiva y lo sport se ha convertido en cool. No hay Fashion Week que se precie sin sneakers, sudaderas, hoodies o hasta leggins.

Sudadera de Kenzo con capucha y falda larga asimétrica.

Sudadera de Kenzo con capucha.

Sudadera de Kenzo y falda de cuadros.


¿Cómo combinar las prendas deportivas sin parecer Eva Nasarre? La clave está en street luxe: combinar lo sporty con piezas más clásicas y una pizca de lujo. ¿Puede ser trendy llevar la ropa deportiva al trabajo? Se lo preguntamos al hoodie, sudadera con capucha que con su espíritu iconoclasta, ha logrado evolucionar y convertirse en el icono callejero más cool. Aquí los cuatro tips de cómo llevar un hoodie en clave urbana.


Con falda y a lo loco: 


Ahora que, por fin recuperamos el plisado en su variación más ligera y chic con la falda midi; tenemos otro look casual & chic si la combinamos con un hoodie XXL. Un botín negro o burdeos se convierte en el extra-toping de la combinación. Ideal si las piezas se declinan en tonos más apagados y otoñales, desde verdes, amarillos mostaza, ocres o grises y negros.

Working hoodie


Si combinas el hoodie con piezas tan formales como un blazer, conseguirás el look working girl de lo más urbano. Ahora que viene el fresquito, incorporar una sudadera a un look formal es garantía de éxito. Para restar informalidad al hoodie, siempre unos buenos tacones y piezas lenceras.

Chiara Ferragni apuesta por el tándem hoodie y pelo, dos tendencias de temporada.

Dress-hoodie A modo de vestido:


Plantarte un hoodie con botas altas 'over the knee' es, quizás, de las propuestas más atrevidas pero si lo ha llevado Chiara Ferragni, sí se puede. La manera algo más descafeinada es optar por unas bailarinas o salones con punta redonda y tacón cuadrado. Si no quieres poner el dress-hoodie en primer planazo, mejor apostar por colores neutros y casi nórdicos: grises, topos y negros. La nota de color la puede aportar el zapato que, así, equilibrará más el look. Para rebajar aún más, es más que recomendable optar por ‘capucha fuera’ y hacerse con una sudadera vestido como la que abre este artículo y que la firma Aeropostale.

'Hoodie' con americana, un look de oficina pero muy urbano.

Weekend hoodie: 


Como nos negamos a desterrar el pitillo que lleva camino de convertirse en el nuevo LBD (Little Black Dress) porque no concebimos un armario sin un buen skinny jean, no podemos obviarlo como pieza perfecta para mezclar y agitar con un hoodie. La combinación infalible es una sudadera en gris jaspeado, un skinny en el clásico tono denim y unas sneakers blancas. Es el look unisex, apto para él y para ella, y todoterreno. Bonus extra: si te atreves a ataviar el look con una riñonera de piel o una mini bag de Gucci, es de street luxe de nota.

Una publicación compartida de ANINE BING (@aninebing) el

La influencer Anine Being, fundador de la marca del mismo nombre, con sudadera de capucha y pantalones

Algunas de las sudaderas de Aeropostale.

Ana Fernández con una sudadera de Aeropostale.

¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos populares

Comentarios

Debes estar registrado para comentar