TU TIENDA -- DE TIENDAS

Cómo vestir con capa (es mucho más fácil de lo que piensas)

Escrito por

Cristina Sánchez de Pedro

12/12/2017
© Cortesía de Capas Seseña.


Es una de las prendas que abriga con más estilo y combinarla no es tan complicado como piensas.

El secreto para lograr un look con capa de éxito radica en adaptarla a tu estilo y al resto de prendas que forman parte de tu armario. Existen diferentes tipos de capa cuya versatilidad es muy sorprendente, si tienes en cuenta estas cinco claves atemporales.

Capa Bizkaia Gabardina. © Cortesía de Capas Seseña.

Capa gabardina y jeans



Sí, seguro que ya tienes una gabardina color camel con cinturón que mejora al instante el estilismo diario más anodino. Sin embargo, también es bastante probable que estés pensando en darle un respiro. Pero, ¿cómo? ¿Renovándola por otra exactamente igual? ¿Comprándola en otro color? 


Bastante más sencillo: si aún no te atreves con una capa tradicional, prueba con una que sea similar a una gabardina y que transforme tus estilismos los días de otoño y primavera. Es la prenda de transición perfecta para adentrarte en este mundo mágico y la pareja ideal de tus vaqueros favoritos.


Capa Bizkaia Gabardina, de Capas Seseña. Disponible en Zocöh.

Capa y minifalda, a juego


Las capas son capaces de conseguir looks muy elegantes cuando se convierten en la prenda de abrigo de un bonito vestido. Para conseguir el resultado más óptimo, en este caso la longitud de la capa debe igualar o superar el de la prenda que esconda. Pero, por otra parte, ¿por qué no convertir a la capa en la pieza estrella de un traje de chaqueta



El truco está en hacerse con una corta y combinarla con una minifalda del mismo color. Así te convertirás en la más glamurosa de la oficina y podrás darle mucho más juego a esta prenda combinándola también con pantalones sastre, palazzo o vaqueros.

Capa Lola rosa, de Capas Seseña. Disponible en Zocöh.

Capa Lola rosa, de Capas Seseña. © Cortesía de Capas Seseña.

Capa Lola dorada, de Capas Seseña. © Cortesía de Capas Seseña.

Capa corta y vestido largo




Y si es con bordados o brocados - como la de la imagen -, mejor. Hay eventos que requieren llevar vestido largo y muchas veces nos encontramos con que no tenemos nada a la altura con lo que abrigarnos (sobre todo en invierno), más allá de un blazer o un abrigo demasiado corto para una prenda de etiqueta. Sin embargo, esto se soluciona muy fácilmente con una capa corta de fiesta que, además, podamos reutilizar en looks de día con unos pantalones pitillo o unos jeans.



Capa Lola dorada, de Capas Seseña. Disponible en Zocöh.

Capa de noche con pantalón culotte




Esta fórmula también nos sirve para reutilizar nuestros pantalones culotte en invierno. Aunque hemos renegado de ellos durante algunas temporadas, lo cierto es que ya han pasado a formar parte de nuestro armario. Tanto en su versión pitillo como si se trata de un modelo más ancho, podemos conseguir un look de noche inesperado y sorprendente. Añade unos buenos stilettos y unos pendientes XL y conviértete en las más cool de la velada.



Capa María dorada, de Capas Seseña. Disponible en Zocöh.

Capa María dorada, de Capas Seseña. © Cortesía de Capas Seseña.

Capa Greta rosa, de Capas Seseña. © Cortesía de Capas Seseña.

Capa a modo de vestido

Si hay vestidos con forma de capa, o vestidos que incluyen una capa en su parte trasera, ¿por qué no utilizar una capa como vestido? Si las influencers han proclamado el vestido-blazer como la prenda estrella de todo evento que se precie, y las royals han convertido el abrigo-vestido en el ‘uniforme’ de sus compromisos oficiales, ya no hay excusa para experimentar con otras prendas de abrigo y conseguir el estilismo más original.


Capa Greta rosa, de Capas Seseña. Disponible en Zocöh.

¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos populares

Comentarios

Debes estar registrado para comentar