TU TIENDA -- DE TIENDAS

Escrito por

Cristina Sánchez de Pedro

16/03/2018
© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

Hablamos con la diseñadora bilbaína en Atelier Couture 2018 sobre cómo vivir de tu vocación y defender tu marca contra viento y marea.


El desfile de Alicia Rueda ha sido el broche de oro de la última edición de Atelier Couture 2018, una pasarela dedicada a la costura y a la moda artesana y a medida, en la que también han participado firmas como Nihil Obstat y Cristina Piña. De esta forma, después de dos días de presentaciones de prendas y complementos de ensueño, hemos pasado nuestros últimos minutos en el espectacular Palacio de Fernán Núñez de Madrid (Calle de Santa Isabel, 44) disfrutando de la nueva colección de costura de una diseñadora que lleva tres décadas al frente de su marca y su atelier en Bilbao.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

Estos diseños de Alicia Rueda, tal y como nos ha contado, son el resultado de poner en una coctelera imaginaria algunos de los estilos que más le gustan, utilizando como único hilo conductor la feminidad inherente a su firma desde el comienzo. Hemos visto prendas confeccionadas con tejidos muy trabajados a base de bordados florales, pero también trajes con estampados de vistosos colores, maxi vestidos naked bordados con cuentas brillantes, faldas de encaje y tul totalmente asimétricas y hasta una pamela de inmensas proporciones que, junto al resto de complementos, han formado parte de unalluvia de joyas perfectas para la alfombra roja.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

Pasar unos minutos con Alicia Rueda - los últimos antes de que se marchase al backstage de su desfile - supone una inyección de energía. Su pasión por lo que hace es tan contagiosa que, antes de formular nuestra primera pregunta, Alicia anticipa la respuesta: lo suyo es una clarísima vocación por la moda que le ha llevado reinventarse en varias ocasiones porque, como ella misma afirma, "de aquí no me voy, a mí me echan".

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

- Después de tres décadas dedicándote a la moda, ¿qué es lo que te empuja a seguir creando?
- En realidad, yo creo que es una pasión que se va alimentando de la propia pasión, y a lo largo del tiempo lo que veo es que es muy gratificante el resultado de hacer una colección o de hacer unas novias. Ahora que desarrollo otra faceta [la costura] que es más personal, que quizás me permite llegar un poquito más cerca de cada persona, enriquece mucho más. Creo que estoy viviendo el momento más dulce, quizás, de mi carrera. 

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

- Una carrera súper consolidada y con muchos años de experiencia a tus espaldas.
- Sí, la verdad es que treinta años son muchos y he vivido muchas etapas del mundo de la moda. He trabajado en prêt-a-porter, en costura,… Quiero decir que he tocado un poco todos los segmentos, hasta caballero, niño,… En cada momento lo he vivido muy bonito y sí que es un mundo duro y muy complicado para crear tu nombre y para desarrollarte y poder mostrarte y que te tomen en serio como marca, pero conforme han ido pasando los años, he ido madurando y verdaderamente dándome cuenta de lo que me gustaba de la parte del diseño y desarrollándolo hasta llegar al segmento que ahora estoy haciendo, que creo que es el que más me gusta de todos.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

- Te refieres a la costura y a la novia no-novia, concepto que nos encanta.
- Sí, la costura y la novia alternativa. Me encanta jugar con lo masculino, lo femenino, los extremos. Me gusta tocarlo todo siempre desde los extremos y buscar el equilibrio con ellos.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

- Comenzaste a hacerte ropa a los 13 años pero, ¿cómo y cuándo surgieron esas ganas de dedicarte profesionalmente a la moda?
- Fue un poco culpa de mi madre. Te diré que ella cosía, mi abuela cosía, en la familia de mi madre había toda una generación de costureras, y yo recuerdo a mi madre haciéndome ropa desde muy niña. Pero llegó un punto, con 13 años, en el que yo le pedía cosas que ella no entendía y me decía que no se podían hacer. Yo le decía “yo quiero ser diferente”, muy cabezota [Risas]. Y creo que fue el hecho de que ella no entendiera lo que yo quería, lo que me llevó a pensar “si tú no me lo vas a hacer, pues me lo hago yo”. Un día nos fuimos a comprar unos retales y me puse a hacer un curso de costura. Con 13 años empecé a hacerme mi ropa, de ahí la de mis amigas, y de ahí se fue ampliando y todo el mundo quería un vestido. Al final, tuve que montar mi empresa con 20 años.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

- Está claro que ni antes, ni ahora es fácil montar tu empresa con 20 años.
- Esta no es una profesión que se pueda solo aprender - que en realidad sí se puede, y probablemente muchas personas la puedan aprender y desarrollar en otras etapas de su vida -, pero como la empecé yo tan joven y teniendo en cuenta donde estoy ahora, me doy cuenta de que lo que me sostiene es la vocación y la pasión.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

- ¿Cuál ha sido el mayor obstáculo que has tenido que vencer?
- Yo creo que las crisis. Las crisis han hecho que la costura deje de tener valor, por decirlo de alguna forma. Cuando me pilló la crisis tuve que reinventarme porque, tal y como estábamos haciendo las cosas, ya no funcionaban. Llegó el low cost y arrasó nutriéndose de los diseñadores grandes y ofreciendo al gran público una moda muy asequible y muy actual. Con lo cual, se desequilibró todo el mercado y creo que nos tuvimos que reinventar todos porque ya no funcionaban las cosas de calidad, ni los diseños que perduraran en el armario. Funcionaba lo que podías consumir y desechar, así continuamente.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

Entonces se rompió el mercado y ahí es donde yo tuve miedo y pensé “quizás no pueda vivir de mi pasión" y, de hecho, fue un momento muy duro dentro de mi carrera porque pensé que, posiblemente, tendría que dejar de trabajar en lo que más me gustaba. Pero luego siempre he pensado que a mí me van a echar, yo no me voy. No soy una persona de tirar la toalla, lo aprendí de mi madre. Creo que tengo valores tan fuertes cerca de mí, que me han dado las herramientas y la fuerza suficiente como para caer y volverme a levantar las veces que hagan falta.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

- Y reinventarte.
- Sí, y siempre buscar algo donde no pudiera llegar el low cost. Darle una vuelta y buscar una solución y un camino que pudiera permitirme seguir dentro del mundo de la moda.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

- Si pudieras darle un consejo a alguien que se lanza ahora mismo a crear su propia marca, ¿cuál sería? Porque hay una corriente muy fuerte que anima a emprender en la moda, pero no un sistema capaz de soportarlo.
-  Ese es el problema, porque yo cuando empecé me apoyé mucho en mi familia. Ellos me ayudaron a crecer y es quizás una cosa que no repetiría, porque lo que hice fue tirar de los míos. Si el país quiere que haya pequeños emprendedores y que la gente se anime a hacer nuevas empresas y que apueste por crear nuevos proyectos, y esos proyectos creen empleo, tendrán que apostar más por los jóvenes empresarios y por los que comienzan porque si no, las familias, hoy por hoy, no creo que puedan ayudar como antes ayudaban con los ahorros. Ahora es más difícil.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

Lo que les diría es que sean constantes en su empeño, que persigan su pasión y que busquen una puerta abierta, porque siempre se cierran puertas, pero también siempre hay puertas abiertas. Que sean perseverantes y que luchen con todas sus fuerzas por lo que quieran.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.

- ¿En qué te has inspirado para diseñar la colección que presentas en Atelier Couture 2018?
- He sido un poco ecléctica, he hecho una mezcla de muchos estilos. No he pretendido hacer una colección con un hilo conductor, porque pensé que iba a ser un poco menos contrastada y me parece que los desfiles, al final, siempre quedan un poco repetitivos al elegir un estilo y ver una misma prenda girada y girada y girada. Entonces, esta vez he decidido hacer un poco lo que me apetecía: un poco de todo, que todo el mundo encuentre una prenda con la que pueda sentirse identificado y he tocado muchos estilos. Desde cosas sobrias y limpias, hasta cosas muy enredadas, años cincuenta, me he basado también en los treinta,… He cogido un poco de todo, lo he metido en mi mezcladora y, con mi estilo y con mi forma de ver las cosas, he intentado que tenga mi propio hilo conductor que es la feminidad.

© Biel Sol / Atelier Couture 2018.


- Sigues con tu atelier en Bilbao desde hace muchos años, ¿cómo es tu clienta?
- Mi clienta es de toda España y empiezo a tener clientas de fuera de España. Mi clienta es fantástica porque viene sabiendo lo que va a encontrar. Ya no lo que quiere, ¿eh?, porque muchas no vienen con una idea y me dicen “Alicia, quiero esto”, sino que se fían muchísimo de mi criterio y dejan que yo diseñe libremente. Ya estoy en ese punto donde verdaderamente puedo disfrutar y decidir “creo que vamos a enfocar el vestido desde este punto de vista porque por tu silueta, por tu forma de ser, tu pelo, tu piel,… Creo que va a ser un poco más contundente"


Al final ellas lo que quieren es sentirse ellas mismas, no sentirse disfrazadas y, sobre todo, sentirse guapísimas y espectaculares en ese día. Para cualquier evento, ya sea como novia o como invitada. Por eso es cierto que me encanta leer lo que me cuentan sin que me lo digan, un poco con sus gestos, con la forma de hablarme. Mis clientas son fantásticas porque tengo absolutamente todos los estilos de mujeres, personalidades y cuerpos. Gente súper abierta, gente muy tímida y que saca muy poco a poco lo que lleva dentro. Se trata de observarlas y disfrutar del proyecto. Ellas lo disfrutan y yo también me lo paso genial.

© Cortesía de Atelier Couture 2018.

SOBRE SU ATELIER


Alicia Rueda atiende con cita previa en su atelier de Bilbao en la Calle General Concha, 4. Teléfono: 944 013 707.
¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos populares

Comentarios

Debes estar registrado para comentar