TU TIENDA -- DE TIENDAS

'Obsesión Alaïa' o por qué debes leer este libro si eres fan del diseñador

Escrito por

Cristina Sánchez de Pedro

15/04/2019
© Cortesía de Editorial Superflua.

La última publicación de Editorial Superflua es un retrato íntimo de Azzedine Alaïa escrito por la periodista y escritora francesa Laurence Benaïm.

Vestido de Azzedine Alaïa fotografiado en su atelier. © Instagram @azzedinealaiaofficial.

Dicen de él que fue el último diseñador de moda capaz de confeccionar un vestido por sí solo. Pero para descubrir al hombre detrás de la celebridad hay que sumergirse en Obsesión Alaïa - disponible a la venta en ZOCÖH -, igual que su autora se infiltra en la vida del modista tunecino

Gracias al relato de Laurence Benaïm - figura central del periodismo de moda en Francia - podrás vivir una experiencia de compra en su boutique de París. No solo eso: sabrás que todo se envuelve en papel de seda rosa empolvado y que las rebajas son escasísimas y se guardan en un rincón especial con acceso restringido. Que todos sus bolsos de mano incluyen un espejo con forma de ojo en su interior. También que Alaïa era fan de Carmen Amaya, ‘de la que ve vídeos en bucle’; y de que sus mascotas más queridas - Hanouar y Waka waka - fueron un regalo de su gran amiga Naomi Campbell y de Shakira. Emparejar regalo y celebrity es fácil. 

Al igual que en otros títulos de Editorial Superflua - que exploran las vidas de Yves Saint Laurent, Alexander McQueen y John Galliano -, Obsesión Alaïa es un relato íntimo que repasa los hitos personales y profesionales del couturier, su obsesión por realzar la anatomía de la mujer, su maestría en el corte y la exacta ejecución de sus prendas. ¿Sabías que solo duró cinco días trabajando en Dior o que se le confió la confección de uno de los vestidos Mondrian de Yves Saint Laurent? La verdad es que este libro, además de muy interesante, es una mina de detalles jugosos.

Laurence Benaïm. © Astrid Di Crollalanza.

Azzedine Alaïa soñaba con comprender el enigma Balenciaga realizando vestidos que se sostuvieran de pie por sí mismos, y está claro que hoy se le recuerda como un escultor de la moda meticuloso hasta la médula. En el año 1979 fundó su propia casa de moda y desde entonces se convirtió en un abanderado del estilo más sensual. Tras ganar el Oscar de la moda a la mejor colección en 1986 impuso su propio ritmo para ganar libertad en la profesión: dejó de desfilar según el calendario oficial y organizó sus propias presentaciones en su sede del Marais, dos meses después del resto de diseñadores. Desfiles privados, lejos de los fotógrafos y, a día de hoy, también de Internet. Lujo y exclusividad apartados de los focos, superviviente gracias a sus clientas y a ejercer un control personal de su negocio.

En el 2013 el Musée Galliera de París reabrió sus puertas y dedicó una retrospectiva al trabajo de Azzedina Alaïa. Obsesión Alaïa ve la luz a raíz de este acontecimiento, y dos años después de su muerte se revela como un sentido homenaje a su figura. ‘Nunca dejo que el público se aburra, se lo doy todo’ fue uno de sus comentarios más célebres y damos fe de que su generosidad con Laurence Benaïm convierten a este libro en un imprescindible de su obra.

★ EXPOSICIÓN ALAÏA EN EL MUSÉE GALLIERA de PARÍS.

¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos populares

Comentarios

Debes estar registrado para comentar